Trindade, de paraíso a turismo descontrolado

Trindade, de paraíso a turismo descontrolado

Trindade es de esos sitios que todo el mundo te recomienda, te dicen que es el paraíso y que es epicentro de surfistas y hippies. Cuando te hablan tanto de un sitio es inevitable crearte expectativas, por eso, decidimos hacer este post separado del resto de Paraty para promover la reflexión.

No dudamos que lo fuera, pero hoy en día, un turismo de masas descontrolado ha hecho de esta maravilla de la naturaleza sea de todo menos tranquilo y de descanso. Si no ponen medidas drásticas rápido, Trindade dejará de tener sus encantos y se convertirá en una zona arrasada. Pese a su complicado acceso, se llega a través de una carretera estrecha que termina en una desembocadura de un río que hay que atravesar para llegar al pequeño pueblo de Trindade. Lleno de tiendas de souvenirs, pousadas, campings y restaurantes regentados por “hippies”, te encontrarás con improvisados parkings repletos intentado sacar unos cuartos a los turistas deseando abandonar el coche y sumergirse en las playas “paradisíacas”.

Praia Do Cachadaço

¿Qué ofrece Trindade?

Rodeada de naturaleza salvaje e incluso de alguna cascada su principal atractivo son las playas.

Playa do Cepilho. Está justo en la desembocadura de un riachuelo y apenas tiene arena, está ubicada junto a la carretera por lo que el tráfico hace que no sea la mejor playa para descansar.

Playa dos Ranchos. Sin apenas arena de playa, ya que los restaurantes han ocupado su lugar. Es un buen sitio si quieres comer algún “fruto de mar” pero no os lo recomendamos para pasar todo el día.

Playa do Meio. Pequeña bahía de las que más gente aglutina ya que es de muy fácil acceso. Tienen puestos de comida y de ahí salen barcos hacía las piscinas naturales de Cachadaço.

Playa do Cachadaço. Tras una trilla de unos 20 minutos desde la que se accede desde el final de la playa do Meio llegas a esta inmensa playa. Su acceso algo complicado hace que no esté tan masificada como el resto de playas. Hay que tener cuidado porque hay tramos con corrientes.

Piscinas naturales do Cachadaço. El principal atractivo de Trindade. Desde la playa do Cachadaço hay que atravesar otra trilla de dificultad media para llegar hasta las piscinas naturales. Como salen barcos desde playa do Meio y desde la playa dos Ranchos hacía aquí las piscinas están absolutamente repletas sin apenas espacio para moverte. En otra época era el mejor sitio para ver peces naturales mientras se hacia snorkel, no podemos corroborarlo porque con tanta gente apenas nos veíamos ni los pies.

Playa Brava. La única playa que sí es un paraíso. Para llegar hasta ella hay que estar atento en el camino hacía el pueblo de Trindade, tiene un pequeño cartel a la izquierda. Tras una trilla por mata Atlántica de una media hora se llega a esta extensa y salvaje playa que no tiene ningún tipo de servicio (ni siquiera socorristas) y que está prácticamente vacía. Su nombre no es baladí, hay que tener cuidado con las fuertes olas,  pero si de verdad se quiere desconexión y relax, es la mejor opción en Trindade.

Empieza a haber un movimiento de protección en la zona, cuando estuvimos la única medida que tomaban era el dar un aviso sobre que próximamente iban a prohibir a perros entrar en las playas (de los perros vagabundos no se pronunciaron). Como españoles, sabemos bien lo que el turismo descontrolado puede hacer, por eso, esperamos que estas acciones se endurezcan y protejan, bien sea con cupos de personas, con limitaciones de tráfico rodado o como consideren, para que esta zona vuelva a ser el paraíso que un día fue.

Artículo relacionado: Paraty, é charmosa demais!




Bonitas vistas (1ª parte): Centro-Europa

Bonitas vistas (1ª parte): Centro-Europa

The Rocky Horror Picture Show en Sao Paulo, ¡no te lo pierdas!

The Rocky Horror Picture Show en Sao Paulo, ¡no te lo pierdas!