Los 8 lugares en los que debes hacerte una foto en Río de Janeiro

Los 8 lugares en los que debes hacerte una foto en Río de Janeiro

Cuando me preguntan cuántos días pasar en Río, siempre contesto que los máximos posibles, porque es una ciudad increíble. Pero que al menos deben ser dos noches para poder confrontar los anocheceres desde el Pão de Açucar y el Corcovado. Lo demás dependerá de cuántos días dispongas, de tus gustos y del presupuesto (Río es una ciudad maravillosa, pero...bastante cara).

En cualquier caso, por muy típicas que sean, en tu primera visita no pueden faltar estas experiencias:

  • Pegarse un chapuzón en la playa de Ipanema. Como el sol calienta, es recomendable hidratarse, por ejemplo con el agua de coco de alguno de los vendedores ambulantes y así poder admirar el icónico morro Dos Irmãos en toda su belleza.
  • Ir con tiempo suficiente para alucinar con el anochecer visto desde el Pão de Azúcar, con el sol ocultándose tras los morros, creando una luz mágica en el Corcovado.
  • Subir al monte Corcovado en el tren turístico. Una vez arriba, disfrutar de las vistas y, para los menos vergonzosas, hacerse una foto imitando al Cristo con los brazos.
  • Tomarse una cerveza en uno de los chiringuitos de la playa Copacabana, y observar la variada fauna humana que cruza a cada momento.
  • Cruzar los Arcos de Lapa para llegar a la zona más movida de la ciudad, y disfrutar de alguno de los shows de música en vivo que ofrecen sus locales.
  • Subir la azuleda Escadaria Selarón para llegar hasta el barrio de Santa Teresa y comprar artesanía, ya sea de autor, ya uno de los típicos souvenires de recuerdo que todos tenemos en la puerta del frigorífico.
  • Pasear por el decadente Centro, deteniéndose en la histórica cafetería Colombo para tomar un café e imaginar cómo era la vida en la ciudad en el siglo XIX.
  • Acercarse hasta el Sambódromo para imaginar la locura del carnaval más famoso del mundo.

Afortunadamente, Río es mucho más que esto: una ciudad que engancha, vibrante y alegre, llena de música y con rincones fuera de los circuitos más turísticos que merecen alargar la estancia al menos hasta 4 o 5 días. Iremos ampliando los consejos en próximas entregas para poder sacarle el máximo partido a la visita. ¡Río se lo merece! 






¿Por qué enamorarse de Buenos Aires?

¿Por qué enamorarse de Buenos Aires?

CHEZ MIS: restaurante para modernos y culturetas

CHEZ MIS: restaurante para modernos y culturetas