Sobrevolando Río de Janeiro

Sobrevolando Río de Janeiro

A ras de suelo es una de las ciudades más bonitas del mundo, pero desde el aire deja con la boca abierta. Sobrevolar la Cidade Maravilhosa, que justo ahora cumple 450 años, es asistir a un espectáculo único, donde naturaleza y hombre se dan la mano, en una sucesión de postales inigualable: las playas de Ipanema y Copacabana, la Lagoa, el Pão de Azúcar, Maracaná, la Catedral de Niemeyer, los arcos de Lapa...y sin duda, el punto álgido del viaje, cuando se rodea la figura del Cristo Redentor en el monte Corcovado, en unas vistas que agotan los adjetivos.

Volar en taxi aéreo ya de por sí es toda una experiencia, y aunque puede dar respeto a algunas personas, la nave es tremendamente estable y se disfruta al 100%. Nada que ver con los mareos habituales en Nazca. Si te lo puedes permitir... ¡no lo dudes!

 

Datos prácticos

Diversas compañías ofrecen este vuelo, la mayoría saliendo desde el aeropuerto de Jacarepaguá en Barra de Tijuca. No es barato, y el precio dependerá de la ruta y el tiempo de vuelo. Por ejemplo el completo sobre la ciudad, de unos 30 minutos de duración, se puede encontrar a partir de 1.000 reales/persona. Nosotros quedamos muy contentos con Maricá, así que podamos recomendarlo.

Enlaces relacionados: A la oficina en helicóptero




Alicante, mucho más que sol y playa (2/2)

Alicante, mucho más que sol y playa (2/2)

El mejor balcón de Sampa

El mejor balcón de Sampa