Elevador Lacerda, símbolo de Bahía

Elevador Lacerda, símbolo de Bahía

Desde el mar, Salvador de Bahía aparece como una ciudad en dos niveles. En la superior, la ciudad alta, el Pelourinho y el centro histórico. Abajo, el centro comercial, el puerto y el Mercado Modelo. Comunicar ambas fue uno de los retos que surgieron con la expansión de la ciudad en el siglo XIX. El elevador Lacerda fue una de las soluciones.

Inaugurado en 1873 con el nombre de Elevador Hidráulico da Conceição, fue el primer elevador del mundo en servir como transporte público. Años después, el nombre sería cambiado por el del hombre que lo ideó: el empresario Antonio Lacerda. Aunque fue una cuestión de familia: su hermano Augusto Frederico era ingeniero y lo diseñó, y su padre Antonio Francisco lo financió, llevando el acero desde Inglaterra.

A lo largo de la historia ha sufrido distintas reformas y restauraciones, la más importante de ellas en 1930, en la que se añadió una segunda torre exterior conectada por una plataforma de 71 metros, y en la que se le da su característico toque art-déco. Actualmente, con cuatro elevadores en servicio las 24 horas del día, transporta casi 900.000 personas al mes.

Visita obligada si pasas por la ciudad, es un buen lugar para disfrutar de las vistas: desde lo alto de sus torres pueden apreciarse la Bahía de Todos los Santos, el Fuerte de São Marcelo y el famoso Mercado Modelo. 

 

 

Enlaces relacionados

Guía de la ciudad: Los colores de Salvador de Bahía



10 motivos para visitar Edimburgo

10 motivos para visitar Edimburgo

Las 5 cosas que de verdad echa de menos un emigrante

Las 5 cosas que de verdad echa de menos un emigrante