Lugares "secretos" de Berlin (guía de Berlin, 2ª parte)

Lugares "secretos" de Berlin (guía de Berlin, 2ª parte)

Como suele pasar en todos los viajes, una vez te "liberas" de las visitas turísticas obligadas es cuando comienza la diversión. Así que en Berlin, una ciudad que ya conocíamos hace años, pudimos dedicarnos a completar la visión que teníamos de la capital alemana y recorrer otros barrios buscando lugares especiales y diferentes, alejados de la masificación turística y de la postal típica de la ciudad.

Sin pretensión de estar descubriendo nada nuevo, nos acercamos a bares y centros culturales, museos y mercados, unas veces a pie y otras en bici. Aquí van algunos consejos prácticos para visitar esos lugares que tanto nos sorprendieron en el trabajo de campo que hicimos hace dos semana por la capital alemana ;)

  • Empezamos con cultura. La Kulturbrauerei era una antigua fábrica de cerveza que ha sido recuperada para albergar varios exposiciones, eventos y tiendas (muy curioso el museo dedicado a la antigua RDA). Salvando las distancias, es algo así como "el Matadero de Berlin", y además está en el barrio de moda, Prenzlauer Berg, y cerca del mercadillo de Mauerpark.
  • Barrio de San Nicolás (Nikolaiviertel): al otro lado de la isla de los museos, cruzando el Spree, se encuentra la zona residencial más antigua de Berlín. Fue destruida en la 2ª guerra mundial, y no fue hasta los años 80 que se reconstruyó, siguiendo los modelos históricos. Ahora está llena de restaurantes y terrazas encantadoras, perfectas para descansar al final de la tarde tras un día de caminata.
  • La Literaturhaus, cerca del zoo, es un palacete del s. XIX que ha sido hospital de guerra, café o discoteca, hasta convertirse en las últimas décadas en un referente para los amantes de la literatura, con presentaciones de libros y otros eventos. Además, tiene una librería en el sótano, pero sobre todo es un acogedor café, con una parte ubicada en el antiguo invernadero y terraza exterior en el jardín en los meses de verano.
  • Los Hackesche Hoefe son 8 patios interiores de estilo modernista y comunicados entre sí, en donde se alojan decenas de tiendas exquisitas, bares, restaurante y hasta un cine, a un paso de Alexanderplatz y de la isla de los museos. Están declarados monumento histórico, y los jueves y sábados hay un mercadillo en la cercana plaza Hackeschen Markt.
  • El Clärchens Ballhaus, en Mitte, es uno de los lugares con más encanto de toda la ciudad. Nació a principios del siglo XX como salón de baile, que aún hoy continúa funcionando, aunque la mayoría de visitantes nos limitemos a probar la pizza en el jardin de entrada. 

 

  • El Treptower Park (foto) se encuentra siguiendo la ribera del Spree hacia el sur. Es un parque enorme y muy animado, ideal para una tarde con buen tiempo en la que dejarse ir, pasendo junto al lago, cruzando el puente que lleva a la Isla de la Juventud, observando la escultura del Molecule Man o visitando el monumento conmemorativo soviético. Un poco más al sur está el SpreePark, un antiguo parque de atracciones abandonado al que querrán ir los amantes de las fotografía. Eso sí, si se quiere acceder hay que ir con cuidado: está cercado y hay vigilancia privada.

 

  • Si estás un jueves por la tarde en Berlin es casi obligado acercarse al "Streetfood Thursday" del Markthalle Neun en Kreuzberg. Hay un ambientazo y buena comida. Si te gustan los mercados populares, hay un mercado turco popular los martes y viernes en otra zona del barrio.
  • Visitando el Dong Xuan Center nos podemos hacer a la idea de ese otro Berlin, el de la inmigración vietnamita. Es conocido como " el pequeño Saigon" y consiste en varias naves industriales repletas de tiendas donde se vende generalmente al por mayor. Si te gusta lo kitsch no podrás resistirte y disfrutarás cruzando pasillos repletos de diseños de moda, peluches, gatos de la suerte, juguetes, y en general todo tipo de artículos de "todo a 100". Está en la zona industrial de Lichtenberg (el tranvía te deja a la puerta) y también hay varios restaurantes en los que probar especialidades vietnamitas a mejor precio que en el centro de la ciudad.
  • Seguimos con las compras: el complejo Bikini Berlin, en la zona de Zoo Station, es un shopping de diseño repleto de tiendas espectaculares y concept stores. Destacamos Gestalten, con diseños exquisitos pero a precios elevados, o Super, ambas con cafetería y terraza integradas. También hay que subir al Monkey Bar de la azotea del 25 hours hotel y disfrutar de las tremendas vistas sobre el zoo y Tiergarden.
  • Una última recomendación: en Prenzlauer Berg está VEB orange (Oderberger Str. 29), una tienda retro en la que podrás encontrar auténticas joyas anteriores a la reunificación alemana: vajillas de los años 60, libros, figuras decorativas y otros ¿miles? de objetos únicos, bien conservados y en general a buen precio. 

Como veis, Berlin da para mucho, y eso que aún nos hemos guardado el detalle de bares, restaurantes y garitos de todo tipo que hacen que la ciudad sea tan acogedora para el turista. Pero eso será en el próximo post. ¡Permaneced atentos!

 

Write here...



Puerto Rico, allá vamos

Puerto Rico, allá vamos

Preparados para redescubrir Valencia

Preparados para redescubrir Valencia