Guía de Copenhague

Guía de Copenhague

Afortunadamente el turismo aún respeta a Copenhague. A pesar de su precioso casco histórico y de atesorar algunos de los mejores ejemplos de arquitectura contemporánea del continente, permanece alejada de los grandes circuitos europeos por aquello del clima en esas latitudes, y también por tener como símbolo una pequeña estatua que puede decepcionar a los turistas menos avisados. Cultura, diseño y arquitectura son los tres grandes ejes que vertebran la oferta de uno de los mejores lugares del mundo para vivir, que se extiende entre parques, canales y lagos que la convierten en una ciudad amable y tremendamente atractiva para el visitante. Vamos allá que hay mucho que contar.

 

LO IMPRESCINDIBLE

Las distancias son manejables y es completamente llana, así que es una ciudad perfecta para recorrer a pie. Aún mejor es hacerlo en bicicleta: dispone de más de 350 kms de carriles-bici que son utilizados a diario por el 40 % de los copenhaguenses.

    •    El corazón de la ciudad se encuentra en la Rådhuspladsen, plaza del ayuntamiento. Se encuentra frente al parque Tívoli y da comienzo la famosa zona comercial de la calle Strøget, la que dicen que es la calle peatonal más larga del mundo y la arteria principal de Copenhague. Tiendas de todos los precios y ambientazo: miles de personas y animación continua de músicos y artistas variados. 

    •    Pasando el Teatro Real podremos disfrutar del rincón más pintoresco de Copenhague, Nyhavn. Este "Puerto Nuevo", en el que vivió Hans Christian Andersen, está repleto de veleros y barcos de época, a lo largo de un canal bordeado por coloridas casas del siglo XVII. Es además un lugar estupendo para hacer una parada técnica en sus decenas de bares y restaurantes.

    •    No muy lejos de allí se encuentra el Palacio de Amanienborg, residencia invernal de la familia real. Cada día se realiza el cambio de guardia (a las 11,30), especialmente vistoso cuando la Reina se encuentra en el complejo, ya que la Guardia Real va acompañada de una banda de música. 

    •    Tras pasar por la Marmor Kirke (Iglesia de mármol)  se llega al castillo de Rosenborg, donde pueden visitarse las joyas de la Corona Danesa. Aunque no sea lo tuyo, acércate al menos para disfrutar del parque que lo rodea, Kongens Have, precioso y siempre muy animado.

    •    Continuando por el paseo marítimo, pasaremos por los impresionantes edificios del Skuespilhuset y la Ópera. Después, solo nos quedará cruzar la antigua fortaleza Kastellet con sus barracones militares de otra época para llegar a La Sirenita a través del Churchill Parken.

  •    La ciudad libre de Christiania, se encuentra en Christianhavn, al otro lado del canal principal. Esta comuna hippie creada en los años 70 aún mantiene cierta capacidad de autogobierno, a pesar de las continuas amenaza de desaparición y las periódicas intervenciones de la policía. Una vez cruzado el cartel de acceso que indica que estás abandonando la Unión Europea, esperan al visitante puestos de artesanía y refrescos, y algunos residuos de épocas más liberales qué aún venden drogas blandas. Es un lugar seguro, pero en el que no está permitido tomar fotografías.

Quizá el elemento más destacable de la ciudad sea la arquitectura: clásico y contemporáneo se integran con elegancia. Además de castillos, iglesias y palacios, son reseñables el antiguo edificio de la Bolsa y el Palacio de Christiansborg, sede del Parlamento danés. Entre los más modernos, destacan la Biblioteca Real (conocida como "The Black Diamond"), la Opera, el Skuespilhuset o el futurista barrio de Ørestad.

La estatua de la Sirenita es el símbolo de Copenhague. ¡Que no te decepcione su pequeño tamaño! El paseo hasta llegar allí es precioso, y la historia de la figura, decapitaciones incluidas, merece la pena ser conocida.


QUÉ HACER

Algunas de las actividades que recomendamos son estas (recuerda: ¡además del paseo en bici!):

  • Es imprescindible acercarse a los Jardines del Tivoli, con uno de los parque de atracciones más bonitos de Europa, en pleno centro. Más información en este post.
  • Respecto a los museos, hay varios excepcionales. Si me tuviera que quedar con uno, sería la Carlsberg Glyptotek, una colección privada alojada en un elegante edificio junto al Tivoli, que fue creada por el hijo del fundador de la conocida marca de cerveza. Expone desde antigüedades griegas y romanas a obras del impresionismo francés. También son interesantes la National Gallery of Denmark, el ARKEN Museum of Modern Art, el Denmark's National Museum, y, no podía faltar, el Museo del Diseño.
  • Los mejores lugares para disfrutar de la vista sobre la ciudad son la Rundetårn (La Torre Redonda, en el centro), y la Iglesia de Nuestro Salvador (Vor Frelsers Kirke) en Christianhavn. El Ayuntamiento también tiene un mirador interesante.
  • Copenhague programa algunos eventos culturales y musicales interesantes, especialmente en los meses de verano. Por ejemplo, el Festival de jazz que tiene lugar en julio. Los amantes de la música electrónica tiene señalado el mes de junio con el Distortion, festival básicamente celebrado en las calles. También en junio, el festival de música de Roskilde programa 8 días de conciertos apenas a 30 kms de Copenhague.
  • Existe la posibilidad de contratar en las agencias un tour en barca por los canales para tener una perspectiva diferente de la ciudad.
  • Los amantes de la arquitectura, a los que tanto ofrece Copenhague, pueden profundizar en el conocimiento de los edificios más icónicos  con los tours guiados del Danish Architecture Center.
  • Un plan alternativo es pegarse un baño en el agua de los canales. En el muelle de Islands Brygge hay unas piscinas de diseño muy de moda entre los copenhaguenses.
  • Si no tines suficiente con probar una Carlsberg en los bares de la ciudad, puedes acercarte hasta su museo, en el barrio de Vesterbro.
  • Además de una variada oferta cultural, la ciudad también tiene aquarium, zoo y planetario.
Desde Copenhague se pueden hacer algunas excursiones de día. Por ejemplo, al mal llamado castillo de Hamlet en Helsingør (realmente se llama castillo de Kronborg). Otro castillo, más espectacular aún, se encuentra en Hillerod (castillo de Frederiksborg). También es posible acercarse hasta la playa: Amager Strand está a apenas 5 kms del centro.


COMER, SALIR, Y COMPRAS

Si te sobran 250 euros y consigues una reserva, puedes cenar en el Noma, mejor restaurante del mundo en cuatro ocasiones. Más económico y absolutamente obligatorio es probar alguno de los platos típicos daneses: No puede faltar el smørrebrød, una especie de sándwich de centeno con verduras, pescado, embutido, y,  por supuesto probar algun pølser, el famoso perrito caliente danés, en uno de los puestos callejeros del centro. 

Las zonas más animadas de noche son los  barrios de Nørrebro (antiguo barrio rojo, ahora de moda), y Vesterbro, a lo largo de Istedgade. En esta zona se encuentra, por ejemplo, el famoso club Vega.

Si te gustan los cafés con encanto, un par de recomendaciones: Norden y Europa

Las zonas de compras más interesantes son la calle Strøget y el barrio de Nørrebro, más alternativo. Si prefieres acercarte a un shopping, los dos más interesantes (y bonitos) son Illum y Magasin.

INFORMACIÓN ÚTIL

La mejor época para visitar Copenhague es verano, aunque en primavera y otoño las temperaturas ya son llevaderas. En inverno...refresca. Aunque es una de las ciudades más seguras del mundo, nunca está de más recordar que hay que aplicar el sentido común, especialmente por la noche. 

El transporte público funciona de maravilla, incluyendo la red de Metro, aunque la mejor manera de conocerla es caminando. Con la Copenhague Card se tiene transporte gratuito y acceso a museos. Si llegas en avión, el cercanías te deja en apenas 15 minutos en la estación central, así que olvídate del taxi. Otra opción no muy conocida es el ferrocarril desde Alemania. Como curiosidad, parte del viaje se hace en barco, donde el tren es "montado", para poder llegar a las islas y y continuar camino, en el mismo vagón, ya por tierra.

Para alojarse, hay multitud de hoteles y hostels de todos los precios en el centro y barrios principales, además de bastante variedad de casas en airbnb. 

Una cosa más...¡mucho ojo! Copenhague, Dinamarca, y los paises escandinavos no son destinos precisamente baratos. La Corona Danesa (sí, ¡mantienen su moneda!) suele moverse poco, con un cambio aproximado de 7,5 coronas por Euro. En este link puedes consultar el valor actual.

Para terminar, destacar la estupenda web de turismo oficial de la ciudad: http://www.visitcopenhagen.com/. Ya podían aprender otros ;)

 

 



The Rocky Horror Picture Show en Sao Paulo, ¡no te lo pierdas!

The Rocky Horror Picture Show en Sao Paulo, ¡no te lo pierdas!

Lo que dio de si junio en el blog

Lo que dio de si junio en el blog