Los mejores amaneceres del mundo

He de reconocer una cosa: odio madrugar. Me cuesta una barbaridad levantarme y hago que el despertador suene millones de veces para conseguir salir de entre las sábanas. Pero cuando estoy de viaje algo dentro de mi cambia y hace que al primer pitido salte de un brinco de la cama con una sonrisa de oreja a oreja. En algunos de esos madrugones tuve como recompensa estas imágenes que se me han quedado grabadas en la retina, ahí van mis Top 5 de amaneceres espectaculares:

Para poder ver este espectáculo salimos a las 4 de la mañana y llegamos aún de noche cerrada. Tiene algo de romántico llegar a un sitio tan único y estar rodeado de personas que entre bostezo y bostezo y con cámara en mano esperan ver al imponente Angkor Wat iluminándose poco a poco en plena oscuridad. Ese aura único va poco a poco desvaneciéndose según sube el sol e ilumina la explanada repleta de madrugadores que entre gritos de Ohh y más Ohh se levantan para comenzar el día.

Hay que cuadrar bien los tiempos para salir de Aguas Calientes, subir en bus y hacer la cola de la entrada. Hacedlo, ver amanecer según van entrando los rayos de sol por el Huayna Picchu a través de las rocas es algo místico. Ese lugar tiene energía y en el amanecer se nota aún más. Si puedes, acude el día del solsticio de verano, sin duda, el día más mágico en el Machu Picchu. Eso sí, compra antes los tickets en la Red para asegurarte la entrada.

Para poder ver el ajetreo del mercado flotante hay que salir bien temprano y a oscuras. Aquí prima el silencio y la tranquilidad como en casi toda la cultura asiática, los remos del barquero, la paz de ir entre los canales con vegetación salvaje contrasta al llegar al mercado donde entre gritos los comerciantes intentan conseguir el mejor precio para su mercancía. Este mercado a esta hora no es un lugar turístico, por eso os lo recomendamos si queréis conocer el auténtico Vietnam.
 

Ya hablamos de la experiencia de dormir en un templo budista, pero lo que no comentamos es la fuerza que tiene la luz en este monte. Antes de la oración, aquí sí que toca auténtico madrugón, id al cementerio de Okunion (el más grande de Japón) para ver amanecer entre sus tumbas. Podréis ver cómo entra la luz poco a poco entre la maleza y se va iluminando los templetes descubriendo cada detalle de las donaciones que les dejan sus familiares a los difuntos. Algo único. 

Somos conscientes que esta mega urbe de 23 millones de habitantes no parece, a priori, un lugar bucólico, pero no sabemos si por la contaminación, por el interminable skyline o, tal vez, por que se puede contemplar desde mucha altura en diferentes lugares de la ciudad. Lo cierto es que Sao Paulo tiene uno de los amaneceres más bonitos del mundo. Las luces con sus colores anaranjados y ocres se hacen fuertes entre sus miles de rascacielos para regalar a los paulistas un espectáculo diario único (y gratis).



Trekking sobre hielo: Paseando sobre el Perito Moreno

Trekking sobre hielo: Paseando sobre el Perito Moreno

El paisaje más increíble de Brasil: los Lençois Maranhenses

El paisaje más increíble de Brasil: los Lençois Maranhenses