Adrenalina sobre la arena

Adrenalina sobre la arena

Curiosa historia la del oasis de Huacachina. Comenzó siendo un balneario para la clase alta peruana, que a mediados del siglo XX comienza a frecuentar este destino por las propiedades medicinales de sus aguas. Con los años, va perdiendo glamour y quedando en el olvido, hasta que la "revolución mochilera" ha vuelto a ponerlo en el mapa como el destino único que siempre fue, ahora más agitado y más divertido.

De su época dorada mantiene el malecón y alguno de los elegantes hoteles tradicionales, a los que ha incorporado hostels y pubs para acoger un turismo joven e internacional, en un destino animado y acogedor.

 

¿Por qué visitar Huacachina?

(pincha en las fotos para ampliar)

Datos prácticos:

Huacachina está a 5 kms de Ica, una ciudad de tamaño medio en la zona central del pais. Para llegar desde Lima se puede viajar en bus, que recorre hacia el sur la mítica carretera Panamericana (son unos 300 kms). Hay muchas compañías que hacen la ruta, más y menos recomendables, por lo que recomendamos Cruz del Sur, de confianza y que además dispone de una flota moderna y cómoda.

Un poco más abajo de Ica, 150 kms, se encuentra Nasca, conocida mundialmente por sus misteriosas líneas. Aquí algunos consejos para sobrevolarlas

Ica es una ciudad sin atractivos turísticos, y además con algunos problemas de seguridad en determinadas barriadas, por lo que lo mejor es alojarse en el propio oasis. Para llegar hasta allí lo mejor es coger un taxi y evitar los muchos transportes piratas que existen.

Hay hoteles de todo tipo y precio, nosotros nos alojamos en el Hotel El Huacachinero, y nos fuimos bastante contentos con el servicio y el precio, muy recomendable.


Si te ha gustado el artículo, síguenos en facebook!





ตลาดนัดจตุจักร: Visita obligada en Bangkok

ตลาดนัดจตุจักร: Visita obligada en Bangkok

Fútbol

Fútbol