10 consejos para mejorar tu maleta

10 consejos para mejorar tu maleta

Es uno de los momentos más estresantes antes del viaje. Comenzamos a preparar la maleta, y las dudas nos asaltan. Terminan por bloquearnos y hacen que olvidemos alguna cosa importante y llevemos, sin embargo, otras totalmente innecesarias "por si acaso". 

Aquí van algunos consejos que pueden ayudarnos a simplificar las cosas y evitar esos problemas de sobrepeso de equipaje que hacen las delicias del personal de Ryanair.

  • Guarda una lista maestra con lo básico de un viaje para otra. Así evitarás el miedo a olvidarte de algo y no tendrás que ir revisando cajones a última hora.
  • Menos es más. Hay que llevar el menor equipaje posible. En el destino suele haber una cosa que se llama "lavandería"que evita muchos problemas y no es tan cara como piensas. Tu espalda lo agradecerá, y además así dejas espacio para las compras.
  • Especialmente en viajes largos o cuando vamos a destinos fríos, dedica tiempo a informarte y planificar, te ayudará a acertar. 
  • Piensa en los tiempos muertos. No siempre se puede viajar extasiado ante un paisaje, pero en lugar de llevar las 800 páginas del último libro de la saga de Juego de Tronos o la última novela de Jonathan Franzen, piede ser mejor descargar un podcast en tu móvil, o aún mejor, aprovechar esos momentos para escribir en un blog.
  • Aunque viajes a un destino caluroso, siempre es recomendable llevar algo de abrigo. Los aviones y autobuses son traicioneros, y en ocasiones se sufre. Un pañuelo o bufanda para el cuello, unos calcetines y una sudadera no ocupan mucho espacio y te pueden salvar de un constipado que te complique las vacaciones.
  • Hay algunas pequeñas cosas que no ocupan espacio y nunca sabes cuándo pueden hacerte falta. Unos tapones para los oídos, o un antifaz, pueden hacer la diferencia en una noche de viaje en autobús.
  • No olvides llevar un kit médico, especialmente completo si viajas a ciertos destinos con riesgos, deficiente atención sanitaria o si vas a estar en zonas remotas alejadas de centros médicos. En mi maleta, por ejemplo, además de los clásicos paracetamoles e ibuprofenos, nunca falta algo contra posibles diarreas y antihistamínicos.
  • Tecnología. No podemos vivir sin nuestros gadgets, pero no es necesario llevar contigo móvil, tableta y portátil para ese fin de semana con amigos en la playa. Piensa bien qué tipo de viaje vas a hacer, la conectividad que vas a encontrar, y no solapes dispositivos. Lleva solo aquellas que vayas a usar con seguridad. Y lleves lo que lleves, no te olvides el cargador.
  • Fotografía. Lleva la cámara cargada y tarjetas de repuesto. Si vas a disponer de conexión a internet, plantéate si merece la pena ir descargando las fotos a la nube o a algún dispositivo. Se viaja más tranquilo con los recuerdos asegurados.
  • Lleva siempre algo básico en la maleta de mano. Los equipajes se pierden cuando menos te lo esperas.

Una cosa más para terminar. Tan importante como el qué meter en la maleta es tener claro lo que debe dejarse en casa antes de partir: empezando por las prisas, y por supuesto, las preocupaciones. Solo así podrás dejarte llevar, escuchar, observar, y disfrutar plenamente del destino. Cuando estás viajando, desconectar es mucho más importante de lo que crees. ¡Buen viaje!



Ruta internacional por la obra de Eduardo Kobra

Ruta internacional por la obra de Eduardo Kobra

Contradicciones