El tópico de la arena blanca y el mar turquesa

El tópico de la arena blanca y el mar turquesa

Hay muchos tópicos relacionados con Formentera, y al menos de momento, todos siguen siendo reales. La isla es un paraiso de tintes caribeños en pleno Mediterráneo, un oasis de tranquilidad a solo 30 minutos de Ibiza, que en los meses de mayo y junio vive el mejor momento para la visita.

Con la llegada del calor, precios aún razonables, y el ritmo que poco a poco va inundando las calles con las aperturas de bares y chiringuitos, la isla se va preparando para acoger un turismo que busca algo más tranquilo y (aún) más auténtico que en la capital de las Pitiusas.

 

La hermana pequeña de Ibiza hace años que dejó de ser el gran secreto del Mediterráneo. Pink Floyd, Led Zeppelin, Bob Dylan y hasta Jimi Hendrix se refugiaron aquí cuando era la meca de artistas y hippies. Eran otros tiempos, y ahora que el turismo masivo ha llegado con sus hordas de italianos y centenares de yates de lujo, la principal preocupación es cómo respetar la esencia de la isla, con su ritmo relajado, sus casas rústicas y bajas...y sus lagartijas.

Las fotografías de Alberto García-Alix en "Lo más cerca que estuve del Paraíso" son un buen acercamiento a la isla, captando el halo de libertad que un día tuvo y del que aún quedan reductos, sobre todo fuera de temporada.

Playas 

Mientras escribo este post a comienzos de mayo, acabo de consultar el tiempo en la isla. 27 grados. Perfecto para disfrutar de sus playas, de arena blanquísima y aguas cristalinas, sin duda entre las mejores de todo el Mediterráneo:

  • La más conocida es Ses Illetes, en el extremo norte, una preciosa lengua de arena que termina frente a la isla de S'Espalmador. Es la más frecuentada y son recomendables sus dos conocidos restaurantes, "Juan y Andrea" y "Es Moli de Sal".
  • Para llegar a S'Espalmador se puede cruzar caminando con marea baja o a nado, pero por supuesto recomendamos la forma más cómoda, que es coger alguno de los barcos que realizan el recorrido. En la isla está la playa Es Racó de S'Alga, y también, a unos minutos de paseo, los famosos baños de barro que mostraba la película "Lucía y el sexo".
  • Si cruzamos la isla de punta a punta (son apenas 20 kms.) por su única carretera, tendremos otras dos playas fabulosas: Es Caló y, sobre todo, Migjorn, la más grande, situada al sur y que cuenta con varios chiringuitos espectaculares, y tres lugares míticos: el Blue Bar, el Pelayo y el chiringuito Piratabus.
  • El mejor anochecer se disfruta en las playas del sur, por ejemplo tomando una cerveza en uno de los chiringuitos de Migjorn. Espectacular la puesta de sol desde la familiar Cala Saona, y también en Cala des Mort.
  • Es importante señalar que la mayoría de las playas permiten el nudismo, para que no pille de sorpresa a algún "despistado".

Qué hacer

La mejor manera de desplazarse es alquilar un scooter o una bicicleta, con los que acercarse hasta los dos lugares más icónicos de la isla: el Faro de La Mola y el de Cap de Barbaria. El primero está situado en el pueblo de El Pilar de la Mola, elevado más de 100 metros sobre el resto de la isla, lo que permite unas preciosas vistas desde su Mirador. Allí también se celebra, las tardes de los miércoles y domingos, un mercado artesanal donde comprar algún recuerdo, y también hay varios bares y restaurantes interesantes, como el Can Toni de la modelo Eugenia Silva.

El faro de Cap de Barbaria es sin duda la postal más buscada de la isla, de nuevo gracias a "Lucía y el sexo". Es de obligada visita, y muy recomendable bajar (con precaución) por la cueva que hay a sus pies para acceder a un mirador natural desde el cual se admira el mar de un azul intensísimo. Recordemos que sus aguas tienen especial protección al ser una reserva marina declarada Bien Natural por la Unesco, gracias a la posidonia oceánica, un alga que otorga ese color tan característico.

Gastronomía: Además de los lugares ya citados en Illetes, Migjorn y La Mola, el restaurante más famoso de la isla quizá sea Can Dani, situado junto a la carretera, que sirve cocina tradicional de la isla actualizada, eso sí a un precio de unos 50 euros por persona. Más económica, la pizzería Macondo de San Ferrán presume de preparar las mejores pizzas de España. En Es Pujols y San Francisco Javier hay una extensa oferta gastronómica, entre la que destacan los tradicionales restaurantes Pinatar y Can Carlos. Otros sitios recomendables son Sa Figuera en El Pilar de la Mola, o Es Arenals en la playa del mismo nombre

Otras actividades: Prácticamente cualquier actividad acuática tiene lugar en la isla. Del kitesurf al snorkel, buceo, o bien poder ver de la isla desde el mar haciendo una de las rutas en kayak que pueden contratarse en la mayoría de las agencias. Para los amantes de la naturaleza, el Camí de Sa Pujada en la zona de La Mola permite disfrutar de preciosas vistas.

 



Vivian Maier, una vida anónima tras un objetivo

Vivian Maier, una vida anónima tras un objetivo

10 consejos para viajar a Brasil

10 consejos para viajar a Brasil