ESPECIAL SOLSTICIO DE VERANO / INVIERNO (II) MACHU PICCHU

ESPECIAL SOLSTICIO DE VERANO / INVIERNO (II) MACHU PICCHU

Machu Picchu es uno de los destinos que hay que visitar, al menos, una vez en la vida y si tienes la suerte de elegir fecha decídete por que coincida con el solsticio de invierno o de verano.

El Imperio Inca sigue teniendo muchos misterios, pero si algo se sabe es el gran conocimiento de astronomía que poseían: tenían un calendario propio y eran capaces de saber los cambios de estaciones. De toda la ciudadela el edificio más sagrado es el Templo del Sol, que se dedicaba a honrar a El Sol considerado una deidad inca. No sabemos cómo lo harían, pero consiguieron calcular con total exactitud que durante el solsticio ocurriese este fenómeno digno de ver: el sol entra directamente por la ventana central y, con total precisión, los rayos iluminan la gran columna de piedra ceremonial central.

La gran columna de piedra era llamada inti huatana, que significa “para atar el Sol”.

 

El templo del Sol era el edificio más elevado de a parte religiosa y clave para la vida de todos los ciudadanos ya que los rayo en la gran columna determinaban las cosechas. Tal era la importancia del Sol para los incas, que para su observación, colocaron estratégicamente piletas por toda la ciudad para poder observar al astro rey en su reflejo sin miedo a quemarse las retinas.

 
Multitud de personas acuden a celebrar el solsticio para hacer sus rituales y llevar flores.

El acceso a la ciudadela de Machu Picchu está restringida a 1.500 personas al día, y como imaginarás, durante el solsticio hay mucha más demanda. Por eso, recomendamos reservar con mucha antelación las entradas y estar muy temprano, sobre las 5 de la mañana  para llegar a oscuras y ver poco a poco como los rayos van iluminando toda la ciudad. Un espectáculo que se quedará grabado en tu retina para siempre.

Para saber como llegar: La Puerta de Entrada al Machu Picchu.



Casa de vidro de Lina Bo Bardi, visita esta obra icónica del modernismo

Casa de vidro de Lina Bo Bardi, visita esta obra icónica del modernismo

Paraty,  é charmosa demais!

Paraty, é charmosa demais!