Batman, vecino de Vila Madalena

Batman, vecino de Vila Madalena

Con permiso de NY, São Paulo es la capital mundial del grafiti. Se lo ha ido ganando a pulso desde hace décadas, y el Beco do Batman es su mayor exponente.

Desde los años 80, en esta galería de arte a cielo abierto podemos contemplar las obras de algunos de los mejores grafiteiros de la ciudad. Entonces era una zona degradada que los estudiantes de artes plásticas ayudaron a rehabilitar. Hoy, con Vila Madalena convertido en el barrio de moda, y rodeada de tiendas de vanguardia, cafés, restaurantes y locales de diseño, es parada obligatoria en las rutas turísticas por la ciudad. 

El nombre proviene del primer grafiti que apareció en la zona por aquellos años: un Batman en uno de los muros.

Artistas locales y extranjeros hacen cola para venir a pintar a este callejón donde no hay un centímetro virgen.  De los postes de la luz a las alcantarillas, cualquier superficie sirve como lienzo donde expresarse.

 

La ética da rua

Lo que hace diferente a esta iniciativa es su autogestión. Quien está en la pared es dueño de ese pedazo de muro. Eso significa que no se puede dibujar sobre su obra sin su permiso. Solamente en caso de que esté ya desgastada o necesite de mantenimiento, se debe hablar con el autor, para conocer si va a renovar la obra, o bien cede el espacio para poder acometer una nueva, ya sea alterando la que ya está, ya sea pintado encima. 

Este respeto y diálogo, permiten que a pesar de ser en un espacio público, se mantenga tan vivo. Es la propia comunidad quien se cuida de mantenerlo. Y precisamente esta forma de gestión implica también una renovación constante de sus muros: nunca pasarás dos veces por el mismo Beco.

 

Beco do Batman

Dirección: Rua Gonçalo Afonso (entrada por rúa Harmonía).

Cómo llegar: caminar desde la parada de metro Sumaré (linea 2 verde).

 

 



Blå Bar, el mejor club de Oslo

Infelizmente: la palabra más temida